sábado, 23 de junio de 2012

Encuentro antártico y mundo marino de Kelly Tarlton's

Para conocer la fauna marina de Nueva Zelanda no hay que ser buzo y para ver pinguinos no tenés que ir a la Antártida, simplemente visitá Kelly Tarlton's Antartic encounter & underwater world.


Está a sólo 10 minutos del  centro de Auckland y tiene un servicio de traslado gratuito  que sale desde 172 Quay  St. a cada hora, desde las 9 am hasta las 4 pm. Es un minibus con forma de tiburón, no te podes equivocar!


Se encuentra en Ohaku Bay, al lado de Mission Bay, tiene más de 30 exhibiciones de animales, 80 especies en sus hábitats incluyendo la única colonia de pinguinos antárticos e increíbles vistas subacuáticas desde el túnel de vidrio transparente. Se destacan los diferentes tipos de tiburones, rayas gigantes, la exhibición de caballitos de mar (Seahorse Kingdom) con los Spiny Sea Dragons (única en el mundo), peces tropicales y crustáceos muy raros.



Kelly Tarlton's  Antartic Encounter  & Underwater World abrió sus puertas en 1985 gracias a la visión y trabajo incansable de un extraordinario explorador, buzo y aventurero llamado (obviamente) Kelly Tarlton, una especie de Jacques Cousteau kiwi.



El lugar está dividido en diferentes sectores, empezando por el Antartic Encounter donde se puede ver la colonia de más de 80 pinguinos gentoo (papúas, los más rápidos bajo el agua) y King (rey, 2do. en tamaño después del emperador) en una recreación de su hábitat casi perfecta.




El paseo para ver pinguinos se hace en un snowcat (vehículo utilizado en la Antártida) y a los más chicos les encanta.  La ambientación de su ecosistema es excelente y se puede apreciar de cerca cómo viven estas aves. También está muy bien hecha la réplica de la barraca del explorador antártico Capitán Robert Falcon Scott's del año 1911 con algunos elementos auténticos de ese lugar.  Robert Scott murió en 1912 luego de llegar al Polo Sur en su intento de ser el primero en lograr esta proeza (el explorador noruego Roald Amundsen llegó primero). Parece increíble como una persona pudo sobrevivir así, 100 años atrás en el lugar más frío de la tierra.




La sección Stingray Bay me gustó mucho, porque se puede ver a las rayas muy de cerca en un tanque abierto de vidrio. Tienen diversos tamaños y hasta las más grandes tienen una elegancia increíble al movilizarse como pájaros bajo el agua. Phoebe, una raya que atrapó el mismo Kelly Tarlton en 1985 ahora pesa 240 kilos! Hay 2 tipos de rayas, la Short Tail Stingray (de cola corta) que es una de las rayas más grandes del mundo (4.3 metros promedio de largo) y la Eagle Ray (raya águila) que habita las aguas de la isla norte y norte de la isla sur de Nueva Zelanda. Es imperdible el Stingray Encounter donde se puede ver cuando les dan de comer y lo amistosas que son, parecen perritos que se acercan a comer de la mano de su dueño!



En la sección Underwater World se encuentran un par de túneles subacuáticos de vidrio transparente que atraviesan este acuario gigante con más de un millón de litros de agua de mar que viene directamente de la bahía de Waitemata. Un dato curioso es que este acuario con túneles subacuáticos de vidrio, algo común en importantes acuarios,  fue el primero en su tipo en el mundo!




Aquí se pueden ver una gran variedad de especies, destacándose diferentes tipos de tiburones (broadnose, evengill, school shark, sandtiger y wobbegong), anguilas, tortugas marinas, rayas y cientos de peces nativos. Sinceramente es una experiencia muy linda, se siente como si estuvieras buceando en las profundidades pero sin que te toque una gota de agua... Es imperdible también ver a los buzos cuando alimentan a los tiburones los martes y los jueves.




En Fish Alley se ven todo tipo de peces, formas, tamaños y colores. En diferentes acuarios individuales se pueden apreciar desde pulpos a langostas de mar, pasando por pirañas y peces tan increíbles como el venenoso lionfish o el  colorido clown triggerfish. Todos los días a las 12 del mediodía se puede ver cuando alimentan a todos los peces.



Si quieres estar más cerca de los peces, rayas, tortugas y tiburones, métete adentro del acuario con ellos! Sí, te puedes meter en el acuario con los tiburones con el programa Animal Adventures: Shark Cage. Hay una especie de jaula con piso transparente en donde puedes hacer snorkel y disfrutar una experiencia única. Cuesta $71, incluye la entrada y dura 1 hora 15 minutes en el agua.


Y si te gustan las experiencias extremas y te animas, puedes bucear en el acuario con los tiburones! Sin jaulas o protección de por medio, sólo tú y los tiburones..... Es el Animal Adventures: Shark Dive Extreme, sólo para mayores de 18 años y no hace falta certificación de buceo. Cuesta $155 para buzos certificados y $225 para los que no tienen certificación. Pero si hacen la reserva directamente en su página web lo pueden conseguir con descuento por $139.50 y $202 respectivamente. Alguien se anima?


Kelly Tarlton's esta abierto todos los días de 9:30 am a 5:30 pm (dejan entrar gente hasta las 4:30 pm) y como mínimo les llevará recorrerlo unas 2 horas y media. Hay gran variedad de entradas y pases, pero para que tengan una idea la entrada para un mayor cuesta $34, menor $17 y pase familiar (2+2) $90. Si compran las entradas en la página de internet, las consiguen con hasta un 20% de descuento. En la entrada tienen folletería en español también, pidan uno así pueden programar su recorrido y no perderse las charlas de los cuidadores mientras les dan de comer a los diferentes especímenes ya que son muy interesantes. Para mí, lo mejor fué ver a la cuidadora  dándoles de comer en la boca a rayas gigantes! Adentro hay un kiosko/bar donde se puede comprar bebidas y comida, pero no tienen gran variedad. Y como en casi todos los lugares acá, se puede organizar una fiesta de cumpleaños o eventos con capacidad de hasta 500 personas.


Ahora que se acercan las vacaciones escolares este es un muy buen paseo para disfrutar en familia. Se los recomiendo.


24/7 TranslatioNZ
www.247translationz.com
247translationz@gmail.com
021 02232027

No hay comentarios:

Publicar un comentario